Punto de inflexión importante del ciclismo en la ciudad

Jonathan Manzano

El pasado 24 de agosto la Vuelta a España dio el escopetazo de salida desde las Salinas de Torrevieja. Todo un éxito logístico y de participación que ha puesto en alza el ciclismo a nivel municipal. Agrupaciones como el Club Deportivo Chatarras Torrevieja se muestran muy satisfechas con el resultado final y esperan que este acontecimiento marque un antes y un después para el ciclismo en la ciudad.

Éxito de paticipación

Los orígenes del ciclismo en el municipio torrevejense se remontan a finales de la década de los noventa, cuando un reducido grupo de amigos realizaba diferentes salidas por la ciudad y los pueblos colindantes. Ya en 2008 se constituyó lo que hoy representa el Club Deportivo Chatarras Torrevieja, una agrupación que supera actualmente los cien ciclistas, lo que les convierte en uno de los clubs más numerosos de la Comunidad Valenciana.
“El año pasado tuvimos que realizar la sexta marcha por el perímetro exterior porque Medio Ambiente no nos permitió entrar al interior de la misma. Tenemos mucha demanda en nuestras actividades. El año pasado no tardamos ni veinticuatro horas en cerrar hasta seiscientas plazas. Por este motivo, los organismos públicos deberían apoyar más este tipo de eventos” sostiene Ángel García Gómez, presidente del Club Deportivo Chatarras Torrevieja.

Experiencias satisfactorias

Pedalean tanto por carretera como por montaña. La Laguna de La Mata, Guardamar, Rojales o San Miguel de Salinas son sus principales escenarios.
En este último “muchos ciclistas estamos comprobando como algunos extranjeros están comprando fincas para luego talar todos los árboles. El Ayuntamiento de San Miguel de Salinas debería actuar de inmediato en este caso”, señala Ángel García Gómez. Sin embargo, también se desplazan a otros puntos del país como fue el caso de Granada el pasado mes de julio. Allí se enfrentaron a una de las subidas más difíciles para bicicletas de montaña (BTT): una ascensión con un desnivel de 3.396 metros como es la del Pico de Veleta, la cuarta cumbre más alta de España. “Todo es bueno para conocer nuevas sendas y rutas y volver a casa con la satisfacción del deporte bien hecho”, señalan.

Nuevo aliciente

  Las competiciones que empezaron de una manera más familiar se han ido profesionalizando, como la Mediterranean Xtrem de Castellón o la prueba reina del ciclismo en Castilla La Mancha: la Titán de La Mancha, entre otras. Pruebas que empezaron con cien kilómetros y ya van por los trescientos, lo que las convierten en etapas “muy largas y duras, más orientadas a deportistas profesionales”.
Este año la celebración de la Vuelta a España, con las Salinas de Torrevieja como punto de salida, ha sido un aliciente para la ciudad ya que “estábamos realmente estancados en este deporte. El ayuntamiento de Torrevieja ha hecho muy buen trabajo al igual que desde la Diputación de Alicante. Esto es una oportunidad perfecta para mostrar a los más jóvenes que el ciclismo es un deporte que se puede practicar”, afirma Ángel García.
En este sentido, desde el Club Deportivo Chatarras Torrevieja están trabajando para crear de nuevo una escuela de ciclismo en la ciudad. “Es algo complejo y difícil por todos los requisitos que se solicitan, pero es más que necesario para que los jóvenes tengan un aliciente más”, confiesa.

Falta de infraestructura

El ciclismo torrevejense ha ido creciendo paulatinamente en los últimos años, un crecimiento que no se ha traducido en una mejora de las infraestructuras para este colectivo.
No hay suficientes carriles bici para la proporción de personas que practican este deporte por la ciudad. Por tanto, necesitamos que se invierta en realizar más carriles bici. Año tras año, siguen produciéndose atropellos mortales a ciclistas por parte de conductores que no respetan el metro y medio que han de mantener a la hora de realizar un adelantamiento”, defiende Ángel García Gómez.

Mayor formación

Un total de 58 ciclistas fallecieron en 2018 en las carreteras y calles españolas víctimas de accidentes de tráfico, veinte menos que en 2017. El pasado mes de julio, en la variante de la N-332 de Torrevieja, tuvo lugar el último atropello mortal a un ciclista en el municipio. El presidente del club de ciclismo reivindica una mayor formación desde las autoescuelas. “Falta más señalización, como se hace en diferentes carreteras de la pedanía de Torremendo. Aunque lo más eficaz sería atajar este problema desde las autoescuelas, inculcando el respeto mutuo” ya que, en palabras del deportista, “el ciclista también debe respetar al resto de vehículos no circulando más de dos personas en paralelo”, argumenta.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios

Pin It on Pinterest